Larga vida útil del sistema LED UV


Los diodos emisores de luz (LED) de estado sólido producen luz cuando una corriente eléctrica fluye del lado positivo (ánodo) al negativo (cátodo). Al igual que otros dispositivos de estado sólido, los LED ofrecen una larga vida útil si se utilizan correctamente. Si se diseñan correctamente, estos dispositivos semiconductores duran más de 40.000 horas de funcionamiento, a diferencia de las lámparas UV tradicionales. Las lámparas tradicionales producen luz generando un arco eléctrico dentro de una cámara de gas ionizado (normalmente mercurio) para excitar los átomos, que luego decaen, emitiendo fotones. Además, la Comisión Europea (CE), a través de sus directrices sobre Restricción de Sustancias Peligrosas (RoHS), ha supervisado continuamente el rápido progreso de la capacidad de los LED UV. Muchos en la industria predicen que la CE comenzará a limitar el uso de lámparas tradicionales, comenzando primero con sistemas más pequeños y luego trabajando hacia sistemas más grandes en los años siguientes. Combinando la generación de energía de las fuentes de luz LED UV actuales y la formulación correcta de resinas curables UV, fotoiniciadores y aditivos, es posible superar las capacidades actuales del proceso para una variedad de aplicaciones.

Los LEDs UV son una parte pequeña, aunque importante, de una fuente de luz UV, pero también hay que tener en cuenta el resto del sistema cuando se habla de la vida útil. Esto incluye el circuito de control interno y el sistema de refrigeración para garantizar que los LEDs permanezcan dentro de sus especificaciones de funcionamiento, así como la carcasa para proteger los LEDs de los factores ambientales.

Los sistemas patentados y propios de Phoseon utilizan la gestión térmica, técnicas de sellado, mejoras ópticas y circuitos de control para maximizar el rendimiento sin sacrificar la vida útil.

Ventajas de la tecnología LED UV


Pila de LEDs

Factores que afectan a la vida útil de los LED

Dos factores importantes que afectan a la vida útil de los LED son la temperatura y la corriente. Cuando los LEDs convierten la electricidad en luz, se genera calor dentro de la unión p-n, lo que se conoce como temperatura de unión. Para que un diodo alcance la máxima esperanza de vida, la temperatura de unión tiene que permanecer en una zona de funcionamiento segura. La potencia UV de un diodo aumenta con la corriente de entrada, pero disminuye con la temperatura de la unión. A cualquier corriente de entrada fija, cuanto más fría sea la temperatura de la unión, más potencia UV proporcionará el diodo.

Contacto

Gráfico, datos de Phoseon Lifetest

Características de los LEDs al final de su vida útil

El "modo de fallo" normal de un LED es la degradación gradual de la salida de luz. Muchos sistemas de iluminación LED comerciales definen el fallo a 70% de la salida operativa original, también conocido como L70. Las fuentes de luz Phoseon están diseñadas para garantizar una vida útil L80 (80% de la salida original) de al menos 40.000 horas, pero han demostrado proporcionar L80 hasta 60.000 horas. La figura es un dato real recogido por Phoseon Technology de una fuente de luz de funcionamiento continuo.

Contacto